Los retos del sector lácteo gallego

 

Las cuotas que limitaban la producción de leche a los ganaderos han sido eliminadas a los 30 años de edad. Esto supone un gran golpe para los pequeños productores del sector, pues si bien los precios se habían mantenido estables hasta ahora, sin ninguna medida que regule la producción, esta incrementará, consiguiendo que los precios se reduzcan drásticamente, haciendo que las pequeñas explotaciones familiares se vean abocadas al fracaso.

Por el contrario, las empresas intermediarias, las que se encargan del envasado y distribución, se beneficiarán de esta situación consiguiendo la leche de los productores la leche a precios de escándalo, y logrando que los sectores lácteos extranjeros superen a los autóctonos.

Tractores en ManifestaciónNo es un secreto que existe una gran rivalidad entre la industria intermediaria y los productores de leche, sobre todo, provocada por el poco o nulo beneficio que supone al pequeño productor su venta, en cambio, la leche ya transformada en un producto apto para el consumo regulado, es vendida por las grandes empresas lecheras a un precio que les proporciona un beneficio mucho mayor que al productor autónomo, por ejemplo: Una explotación familiar pequeña vende un litro de leche a 20 céntimos, pero después la leche ya envasada por una empresa es puesta al mercado por 1,30€, lo que consigue que los grandes burgueses saquen grandes beneficios del duro trabajo de los ganaderos.


Para contrarrestar el poder de las compañías intermediarias todos los ganaderos deben unirse en torno a cooperativas, una asociación de trabajadores que regule la producción, pero no sólo eso, los ganaderos deben unirse para a su vez, acabar con la figura de la empresa intermediaria, deben ser ellos los que transformen la leche y sus derivados en una mercancía, para así recibir todos los beneficios y que sean repartidos entre ellos.

Las cooperativas deberían estar repartidas entre las localidades agrarias y tendrían el deber de trabajar todas las tierras mediante la agricultura y la ganadería para evitar su caída en desuso y ser ellos mismos los que transformen las materias primas en productos para distribuirlos, porque es la única manera de asegurarse de que sean ellos los que reciban el 100% de los beneficios de su trabajo, a su vez, las cooperativas deberían respetar el medio ambiente y de ninguna manera maltratar a los animales o a la naturaleza.

Los ganaderos no deben temer a nada a la hora de sabotear la producción de sus enemigos burgueses, es decir, ellos, como proletarios que son, deben tener en cuenta quién es el verdadero enemigo para unirse contra él. Hay que hacer uso de la conciencia de clase.

Estando los obreros unidos, podrán tener más seguridades, beneficios y permitirse la renovación tecnológica de las herramientas que les permiten hacer su trabajo. Con la situación actual, los proletarios que viven de la producción de la leche y la ganadería y agricultura en general, estando desunidos, no hacen nada más que perpetuar su endeble situación para caer en las manos de los empresarios.

El ganadero no debe temer a la ley, porque esta es diseñada para debilitarle y perjudicarle a la vez que beneficia a los burgueses que mueven hilos de la burocracia y el estado a su gusto. Los ganaderos españoles deben impedir que el sector lácteo del resto de Europa, Nueva Zelanda y Estados Unidos les perjudiquen de manera alguna.


En definitiva, en el momento en el que los ganaderos se movilicen y se conciencien de su verdadera situación serán capaces de modificarla, no deben rendirse y jamás conformarse con pequeñas cesiones de derechos o ventajas. Para ello deben estar siempre unidos.

Anuncios

Nuevo canal de YouTube

Recientemente he creado un canal de YouTube para la página web de Nacional Marxista que funciona como un brazo de apoyo para ayudar al cometido de NM. En él iré publicando noticias en formato audiovisual con el objetivo de informar y enriquecer culturalmente a todo aquel que las vea.

Debo dar las gracias a Darío (@DartikusBlankII) por la idea y por crear la sintonía que acompañará a la introduccion de todos los vídeos del canal.

Si tenéis alguna sugerencia os invito a que os comuniquéis conmigo usando los medios que ya he especificado anteriormente.

La crisis en Arabia Saudí

Prince Salman bin Abdulaziz Al Saud of Saudi ArabiaLos precios de los barriles de petróleo continúan bajando incesantemente y uno de los países mayormente afectado es Arabia Saudí, pero pese a su intento por acabar con los competidores a los que menos rentabilidad les supone exportar hidrocarburos con los precios actuales, lentamente el país árabe se va adentrando en una crisis económica y política como consecuencia de sus acciones en la que ya han perdido 50.000 millones de Dólares en 2015.

Su actual economía depende del 80% de los ingresos de la exportación de petróleo y se sitúa como el mayor vendedor de petróleo del mundo. Con estos datos ya podemos entender el porque de su crisis financiera agravada aún más por otros factores.


La familia real saudí destina ingentes cantidades de dinero a ayudas sociales en el país para contentar a sus súbditos y así evitar posibles revueltas, pero este modelo se ve gravemente afectado por su actual economía subyugada a la venta del petróleo, lo que va agrava su situación y aumentará su deuda pública causando un agotamiento de la reserva de divisas, las que hasta ahora han estado usando para satisfacer el gasto público.

Tras el reciente levantamiento de las sanciones a Irán, el país pronto volverá a exportar mayor cantidad de crudo logrando que los precios bajen aún más y el mismo efecto producirá la reducción de la demanda china de crudo.

Todo esto dibuja un panorama complicado para el país, si cumple su objetivo y los exportadores de petróleo, a los que no les supone rentabilidad alguna la extracción y venta, desaparecen del mercado los precios volverán a ascender, aún más que antes, si cabe. Por lo contrario, si el resto de principales exportadores de hidrocarburos mundiales se mantienen a flote, este, podría ser un gran golpe a la estabilidad del país.

Si a esto le añadimos el conflicto entre chiíes y suníes por la reciente ejecución del clérigo chiíta Nimr Baqir al Nim el país podría verse en serios problemas para mantener su control interno. Y quién sabe si Irán, país con mayoría chií, podría utilizar esta baza para debilitar a su rival y así perpetuar su hegemonía en la región.

Arabia Saudí también sufre problemas con respecto a la guerra en Siria. Con la intervención rusa en apoyo al régimen de Bashar Al Assad los grupos terroristas financiados por el país se están viendo incapaces por mantener el control en los territorios que han conquistado.

Los diplomáticos que trabajan en el país concuerdan en que existe una guerra por el trono entre los dos príncipes herederos, Mohamed Ben Nayef (Ministro de Interior) y Mohamed Ben Salman (Ministro de Defensa) afectando a las políticas internas y externas, ejemplo de ello es la guerra con Yemen.


Si el país árabe no es capaz de calmar la situación esto le podrá generar graves repercusiones a nivel económico, social y político e incluso se podrían desatar luchas de poder aún mayores entre los príncipes herederos fragmentando a la población. Para aliviar esto deberían frenar la caída de los precios del petróleo disminuyendo la cantidad de barriles diarios que exportan y olvidarse de este intento irracional por controlar el mercado de hidrocarburos.

Venezuela y su futuro

Nicolás MaduroLas pasadas elecciones para la Asamblea Nacional en Venezuela demuestran la fragmentación del país entre los “chavistas” y la oposición con un resultado favorable para los que dicen querer llevar el verdadero cambio a Venezuela.

Por su parte, Nicolás Maduro ha aceptado los resultados y ha reconocido su derrota como lo ha comunicado en sus declaraciones, aún así, quedan por ver sus intenciones y existen posibilidades de que desde el poder ejecutivo impugne las decisiones del poder legislativo si la oposición intentara sustituirle.

Pese a publicacioneHenrique Capriless de los medios de comunicación que acusaban la inexistencia de una democracia real en el país venezolano, se ha podido demostrar la falsedad de estas declaraciones con estas elecciones parlamentarias. Es delirante observar como desde la prensa española hacen creer que en Venezuela existe una dictadura, cuando es este el único país que hace uso del referéndum revocatorio a nivel presidencial, y este está reconocido por la constitución.


Pero debemos reflexionar el por qué del triunfo de la oposición venezolana. Con la reciente bajada de los precios del petróleo, Venezuela ha sido uno de los países más afectados, esto se debe a que han centrado sus exportaciones en los hidrocarburos, convirtiéndolo en un país dependiente de la exportación de materias primas. El país también se enfrenta a la inflación y a la escasez de productos necesarios para la vida cotidiana de los ciudadanos.

Con estos peligros, los avances en la reducción de la pobreza extrema en el país y la reducción del desempleo están en riesgo haciendo que gran parte de la población esté incontenta y cuestionen el proyecto revolucionario del difunto Chávez en Venezuela.

Esto demuestra que el país no ha logrado independizarse de otros económicamente, un ejemplo es el consumo de productos alimentarios, pues gran parte de este necesita ser importado. Entonces uno de los objetivos a lograr por la actual presidencia debería ser la eliminación de cualquier clase oligárquica (de forma no violenta, a ser posible) en Venezuela y eliminar el yugo de los recursos primarios al que están sujetos para dinamizar su economía.

Para traer la prosperidad a Venezuela se precisa que los medios de producción del país vayan lentamente pasando a las manos de los proletarios para afirmar su poder sobre la clase burguesa, lo que supone algo tremendamente difícil por la continua guerra económica con Estados Unidos.

En mi opinión, por muy difícil que este reto parezca, concienciando a las masas de su gran valía en el proceso revolucionario sin la necesidad de un líder que les guíe en todo momento, los venezolanos podrán instaurar la dictadura del proletariado en su país, al igual que los franceses se libraron de la hegemonía de las clases altas sobre el tercer estado para instaurar una república en su nación.